La deflación también puede resultar beneficiosa

A. Gary Shilling escribe en Bloomberg un interesantísimo artículo sobre las diferencias que existen entre las causas que originan las diferentes deflaciones y que desmonta, en parte, esa creencia generalizada desde diversos círculos de que la deflación es íntrinsicamente negativa para la economía independientemente de sus causas y de las circunstancias que conducen hasta ella. Según este autor, es conveniente distinguir entre la deflación buena resultado de un exceso de oferta y la deflación mala que es consecuencia de una insuficiente demanda. La primera es el resultado de la aplicación de nuevas tecnologías que aumentan la productividad general de la economía y, por tanto, la producción, mientras que la segunda suele ser consecuencia de períodos de crisis y recesiones profundas, que aumentan el desempleo y deprimen la demanda por debajo del nivel de oferta.

En general, la Revolución Industrial supuso un cambio en el paradigma productivo de la época. De repente, la productividad general de la economía, fruto de los cambios originados en las técnicas de producción y de modelos de transporte mucho más rápidos, hizo que el PIB de EEUU creciera un 4,5% anual entre 1870 y 1898, mientras que los precios de los bienes y servicios producidos caían un 34% en ese mismo período. Estábamos ante el fenómeno de la buena deflación. Huelga decir que este descenso paulatino y continuado en el nivel de precios hubiese sido imposible con un sistema monetario fiat como el existente en la actualidad, puesto que, en aquellos años, estábamos en la época dorada (y nunca mejor dicho) del Gold Standard (Patrón Oro).

En contraste, la deflación sufrida en los años 1930 durante la Gran Depresión en Estados Unidos fue consecuencia de una insuficiente demanda con respecto a la oferta. Tanto el suministro de dinero, como los precios de bienes y servicios se redujeron. Cuando colapsaron, la tasa de desempleo se elevó hasta el 25%. La depresión fue global, afectando a todos los países desarrollados; la producción industrial cayó un 45% en Estados Unidos, un 34% en Austria, un 41% en Alemania, un 12% en UK y el 23% en Italia. En Japón, la deflación causada por una demanda insuficiente consecuencia de la burbuja inmobiliaria lleva instalada casi dos décadas. Sin embargo, en este caso, la prolongada deflación es resultado de la inacción y retraso del Gobierno nipón para realizar el proceso de limpieza mientras los consumidores y empresas eran reacios a gastar sus ingresos.

Por tanto, por un lado, la buena deflación consecuencia de un aumento de la productividad provocada por una mejora en las tecnologías como los semiconductores, ordenadores, Internet… debería seguir aumentando. Como muestra de ello, podemos comparar el precio de los ordenadores y, en general, de todos los dispositivos electrónicos hace tan solo treinta años con el precio actual de los mismos, mientras que las empresas informáticas siguen cosechando pingües beneficios período a período.

Análogamente, la deflación mala consecuencia de una insuficiente demanda puede ocurrir como resultado de crisis económicas y financieras severas y proteccionismo global. En la actualidad, nos encontramos en esta fase, puesto que el exceso de apalancamiento en el sistema consecuencia de un aumento del crédito por parte de los bancos, está postponiendo decisiones de consumo e inversión de las familias, que acaban destinando gran parte de sus recursos económicos a amortizar estas deudas, aumentando la carga de las deudas y provocando una espiral deuda-deflación de muy difícil salida.

Os dejo con un vídeo de uno de mis autores preferidos en materia monetaria, George Selgin, que explica de manera magistral cómo la deflación es, incluso, necesaria:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s